El nuevo concepto de cristalería del automóvil que ha creado Carglass en Francia para hacer frente a la crisis que azota a toda Europa y a sector en particular es el de los minicentros. Según la web L'Argus, del país vecino, la multinacional va a abrir este año 40 minicentros en zonas rurales en las que va a utilizar instalaciones mucho más pequeñas y su foco va a ser la reparación y sustitución móvil en un radio máximo de 30 km.

Según Eric Dodin, director de Operaciones y el desarrollo responsable de la marca, "el servicio responde a una fuerte demanda de los clientes en zonas rurales en las que los servicios de cristalería están muy lejos". Estos minicentros constarán de un empleado en el centro y dos técnicos para la unidad móvil.