Centro Zaragoza acaba de publicar un nuevo vídeo técnico, de cuatro minutos de duración, que, bajo el título “Sustitución de una luna pegada”, muestra cómo se sustituye la luna parabrisas de un vehículo.

La luna parabrisas, la luna trasera y algunas lunas laterales se unen a la carrocería mediante adhesivos de poliuretano específicos para este uso, que garantizan la unión y le confieren las prestaciones mecánicas adecuadas.

En la sustitución de una luna pegada de automóvil es importante guardar un tiempo de secado adecuado, con el fin de que el adhesivo cure y adquiera la resistencia apropiada.