Existe una clara relación entre tecnologías de gestión del taller carrocero y rentabilidad. Ésa fue una de las principales conclusiones alcanzadas durante el encuentro de talleres de reparación de vehículos, Cetraauto, que tuvo lugar en Vigo, con gran afluencia de público, autoridades y empresas de relevancia en el sector. Pero no fue la única.

 

Como pusieron de manifiesto los datos de un estudio realizado por GT Motive, compañía dedicada al desarrollo de software de valoración y gestión de siniestros de automóviles, entre más de medio millar de talleres dedicados a la reparación de chapa y pintura, la inversión en herramientas DMS y su integración con soluciones de valoración de siniestros permite a los talleres más rentables mejorar la eficiencia de sus reparaciones.

Les procura, además, una clara ventaja competitiva a la hora de establecer y cultivar una relación, mutuamente provechosa, con las compañías de seguros y particulares.

Si en 2012 el número medio de órdenes de reparación en el taller autorizado de marca era de 884, dos años después, en 2014, es de 676, lo que representa una caída del -23,53%. En el caso de los talleres multimarca el promedio de órdenes de reparación desciende de las 624 declaradas en 2012 a las 520 de 2014, lo que supone una merma del -16,67%.

Los más de 500 talleres encuestados por GT Motive lo tienen claro: en estos momentos, la inmensa mayoría del trabajo que tienen los talleres de carrocería españoles procede de la gestión de un siniestro con una compañía de seguros.

"Nada más y nada menos que el 88% de las órdenes de reparación de carrocería de vehículos están vinculadas a la autorización de una aseguradora", asegura Antonio Vázquez, gerente de Posventa de Automoción de GT Motive.

La mayoría de los talleres son conscientes de la necesidad de gestionar y cultivar adecuadamente su relación con grandes clientes, en particular con las aseguradoras. De hecho, el 68,6% de las empresas de reparación están concertados con una o varias aseguradores. Con todo, hay un 30% de talleres de chapa y pintura que no están concertados con ninguna compañía.

Los talleres de carrocería siguen estando más orientados a la reparación que a la gestión eficiente del negocio. Así lo indica el hecho de que el 66,3% de los empresarios de la reparación consultados reconozca no realizar ningún estudio de rentabilidad. "Alarmantes Índices. Esta tendencia debe cambiar", espetó Vázquez.

El DMS es la herramienta más frecuentemente utilizada en los talleres para medir su rentabilidad. Un 80,8% de ellos, según el estudio de GT Motive, cuentan con este tipo de aplicaciones informáticas. Las soluciones de valoración de siniestros son empleadas por el 73% de los talleres. De la misma forma, la suma de sistema de gestión y solución de valoración únicamente está presente en el 70% de los talleres carroceros.