El Mazda CX-5 y el Mazda3 ocupan el primer puesto en valor residual dentro de sus respectivos segmentos. Así lo demuestra el último informe realizado por EurotaxGlass´s el pasado mes de septiembre.

Según este informe, el Mazda CX-5, en su versión de tracción delantera y con motor Skyactiv-D 2.2 l. de 150 CV, se mantiene líder de su clase (58,7%) a un plazo de 36 meses o 60.000 km, por delante del Mitsubishi ASX (53,6%) y del Volkswagen Tiguan (53,3%), que ocupan la segunda y tercera posición, respectivamente, dentro del segmento de SUV compactos.
También continúa como primer clasificado el Mazda3 en el segmento de modelos compactos. En el mismo periodo y kilometraje mencionados, el modelo japonés, en su variante diésel 1.6 CRTD de 115 CV, sufre una menor depreciación y mantiene un 48,3% de su valor, superando al Honda Civic (48,2%) y al Volkswagen Golf (48,1%).
La valoración de otros modelos de la gama Mazda continúa siendo muy alta, según este análisis. Con un 46,7% de su valor, el monovolumen Mazda5 logra situarse en segundo lugar de su segmento, tan solo por detrás del Volkswagen Touran (49,4%), mientras que el Mazda2 (42,2%) se mantiene entre los urbanos mejor valorados, precedido por el Honda Jazz (44,6%), el Toyota Yaris (43%) y el Peugeot 208 (42,4%).