El precio de los servicios de mantenimiento y reparación de vehículos está aumentando por encima del IPC, de acuerdo a un estudio elaborado por MKD Automotive Solutions, plataforma digital de servicios de automoción, que ha analizado la evolución de los precios del taller durante los últimos cinco años.

Entre 2012 y 2016, los precios del sector crecieron casi el doble que los de la más genérica “cesta de la compra”. Según MKD Automotive Solutions, tomando como referencia los últimos cinco años con el ejercicio cerrado (2012 a 2016), los datos del INE señalan que los precios en los talleres acumularon una subida del 6,4%, casi tres puntos por encima de lo que lo hizo el IPC general, que registró un crecimiento del 3,8% en el mismo periodo.

El ejercicio 2016 fue el único de los analizados en que los precios en el taller tuvieron una subida menor que la del IPC, ya que mientras el índice general cerró ese año con un crecimiento del 1,6%, los precios del mantenimiento y reparación de vehículos apenas subieron un 1%. En años anteriores este comportamiento fue justo al revés, ya que los precios en los establecimientos de reparación tuvieron una evolución positiva mayor que el IPC general.

En 2012, los precios del mantenimiento y reparación de vehículos crecieron el 4,1%, frente al 2,9% que lo hizo el IPC, mientras que la facturación de los talleres cayó el 8,1%. Ya en 2013, con una caída en la facturación del 5,5%, los precios en el taller crecieron un 0,3%, lo mismo que el IPC. Por su parte, en 2014, ejercicio donde se comienza a vislumbrar el cambio de tendencia en los ingresos de los talleres, al caer sólo el 0,1% su facturación, los precios subieron el 0,2%, frente a la caída del 1% que se apuntó el IPC. Y en 2015, con el cambio de tendencia en la facturación en los negocios al registrarse un aumento de ésta del 5,2%, los precios también mantuvieron el alza al apuntarse una subida del 0,8%.

El estudio de MKD concluye que mientras la facturación de los talleres dedicados al mantenimiento y reparación de vehículos aún no ha recuperado los niveles de 2012, a pesar de sumar dos años con tasas de crecimiento superiores al 4%, los precios acumulan una subida del 6,4% en este último lustro.