Una de las grandes palancas para incrementar la productividad en el taller pasa por la adecuada gestión de las horas trabajadas y su calidad; es decir, la gestión de presencia y producción en el taller, según explica CSS en un artículo de su blog. Llevar un control de las horas trabajadas ayudará a identificar posibles desviaciones, o el absentismo, y elaborar un plan de corrección.

Además de medir la asistencia al trabajo, también es importante hacerlo con la calidad del trabajo desempeñado. Muchas empresas aún no cuentan con sistemas efectivos de control de presencia y producción para realizar el seguimiento de horas trabajadas por sus empleados, como el de CSS, con el fin de obtener una información fiel de la marcha del taller.

Los controles de presencia actuales son, simplificando, relojes de fichar más avanzados que aquellas viejas máquinas en las que había que insertar una ficha. En la actualidad, consisten en sistemas con un terminal y un software que permiten realizar un control de las horas trabajadas de los operarios, y los tiempos empleados en la consecución de los diferentes trabajos en tiempo real.

De este modo, favorecen el análisis de cómo se están desarrollando las tareas en el taller y cuánto tiempo se está empleando en cada una de ellas. El módulo de Presencia y Producción de CSS ofrece incluso la posibilidad de trabajar con Pantalla Táctil o Lector de Código de Barras para hacer aún más fluido el proceso de captación de información, facilitando así el flujo productivo en el taller.

Además, el módulo de CSS facilita el registro de “incidencias”, por ejemplo, cuando el trabajador se ausenta de su puesto de forma temporal porque tiene que ir al médico, va a comer, sale a fumar,... Todo queda registrado para su posterior análisis.