Durante los próximos tres años, Boschserá ‘partner' oficial de la competición de monoplazas puramente eléctricos más importante del mundo. “Bosch es el socio de confianza para la conducción eléctrica, una posición que ahora también se refleja en nuestro estatus como ‘partner' oficial de la Fórmula E", señala Markus Heyn, miembro de la junta directiva de Robert Bosch. Asociarse con esta competición abarca una amplia colaboración publicitaria en los circuitos, online y en televisión.

En palabras de Alejandro Agag, fundador y CEO de la Fórmula E, "Bosch es uno de los proveedores automovilísticos líderes y un nombre reconocido y respetado. Su movimiento hacia la Fórmula E es un gran paso. No podía pensar en un vínculo más natural, teniendo en cuenta la larga tradición de Bosch en el deporte del motor y su experiencia en electrificación, automatización y conectividad. En mi opinión, estos pilares son clave para el futuro de la movilidad urbana y, conjuntamente con todos nuestros ‘partners', podemos ayudar a acelerar el cambio hacia la electricidad".

Para Bosch, asociarse con la competición de conducción eléctrica va más allá del puro patrocinio: como ‘partner' oficial, la compañía se acerca aún más a los espectadores y a sus clientes. Todos los grandes fabricantes de automóviles están representados en la Fórmula E. Además, Bosch continúa así con su propia tradición automovilística: el proveedor de tecnología y servicios es, desde hace muchos años, ‘partner' de la DTM (Campeonato Alemán de Turismos), así como fuente de numerosos prototipos y turismos para el Campeonato Mundial de Resistencia.

En la Fórmula E, las carreras se disputan por todo el mundo en circuitos urbanos. La quinta temporada arrancará el próximo 15 de diciembre en el distrito Ad Diriyah de Arabia Saudí, con 22 monoplazas eléctricos participantes. Es allí, donde el logotipo de Bosch debutará en la competición.