Continental, fabricante de neumáticos y sistemas para el automóvil, ha vetado la utilización de las redes sociales WhatsApp y Snapchat en los teléfonos móviles de la empresa que utilizan sus empleados, por el peligro de violar la nueva ley de protección de datos que entró en vigor el pasado 25 de mayo.

Continental ha explicado en un comunicado que, en su opinión, “estos servicios tienen deficiencias en la protección de datos, ya que tienen datos personales de usuarios y datos confidenciales como contactos e información de terceros”, y el acceso a la lista de contactos no puede ser restringido, por lo que la responsabilidad en el cumplimiento de las leyes de protección de datos es trasladada a los usuarios. En este contexto, la empresa afirma que no quiere asumir los riesgos que esto genera en términos de protección de datos.

Según el consejero delegado de Continental, Elmar Degenhart,“la compañía quiere proteger a sus empleados y socios comerciales. Para nosotros, la seguridad de las tecnologías y la confianza que los usuarios depositan en ellas tienen prioridad”.