Con el motivo del lanzamiento del nuevo Hyundai Kona 100% eléctrico, la marca ha creado el Eco Parking bajo el lema “Coches más limpios, playas más limpias”. Se trata del primer parking que se puede pagar reciclando, a través de un sistema de reciclaje único. Para animar a la gente a reciclar y evitar que los envases acaben tirados en la arena, Hyundai acercó esta iniciativa a los veraneantes del Norte de España.

Esta acción estuvo activa desde el 11 hasta el 19 de agosto, momento en el que las playas acogen a miles de personas. Para ello, alquiló cinco plazas en la planta superior del Parking Nauta de Sanxenxo. Aquellos que estacionaban sus coches allí para disfrutar de un día de playa abonaban el precio del estacionamiento de sus coches en el parking con los envases que traían de sus casas o bien de los que recogían en las playas. Se crearon máquinas específicas que permitían cambiar envases de plástico por horas de aparcamiento gratis.

Un parking como éste supondría en un año la recogida de botellas generadas por 25 personas al año. Hyundai cree que los pequeños gestos como esta acción son los que hacen posible que las cosas cambien en favor de un futuro más sostenible y limpio para todos.