ConcesionarioLa rentabilidad de los concesionarios retrocedió nuevamente al -1 % durante el primer trimestre del año, volviendo al nivel de los peores momentos de la crisis, debido a la caída de las matriculaciones y de la actividad en los talleres, según indica el informe ‘Rentabilidad de las redes de distribución', elaborado por Snap On Business para Ganvam.
Este dato rompe con la tendencia iniciada el pasado ejercicio, que hacía pensar en una posible recuperación de los concesionarios, tras cerrar con una rentabilidad del -0,3 %, cifra relativamente baja si se compara con los fuertes descensos de los trimestres anteriores.


Ganvam, por su parte, atribuye este empeoramiento de las redes oficiales al retroceso en las ventas de vehículos nuevo, que apenas superaron las 178.000 unidades hasta marzo. Este hundimiento de la demanda por la entrada en una nueva recesión - unida a la falta de crédito que atenaza a particulares y empresas - ha provocado una caída del 30 %.
Para Juan Antonio Sánchez Torres, su presidente, “en estas condiciones se hace muy difícil para nuestros concesionarios mantener unos ingresos mínimos, y el remanente de liquidez que pudieran tener ya se perdió meses atrás, lo que hace que a muchos negocios no les quede otra que solicitar una financiación externa, que a duras penas llega”.
Únicamente el mercado de ocasión está salvando las cuentas de resultados de muchos concesionarios, que parecen tener puestas sus miradas en esta área como alternativa al mercado de nuevos.