El BMW Live Cockpit ha sido rediseñado y modernizado para el lanzamiento de nuevos productos destacados, como los BMW X5, BMW Serie 8, BMW Z4 y BMW Serie 3, que fueron presentados por primera vez en el reciente Salón del Automóvil de París 2018.

Las nuevas pantallas y el concepto de control del sistema operativo BMW 7.0 (ID7), completamente digital, están enfocados mucho más al conductor. Las diversas opciones de interacción con el vehículo se han mejorado, especialmente en las áreas de reconocimiento de voz y control gestual. Por primera vez, el conductor y los pasajeros de un BMW estarán acompañados por el BMW Intelligent Personal Assistant, un personaje digital adaptativo que hace que el vehículo sea más inteligente y que responde a la llamada “Hola BMW”.

El conductor siempre dispone de un soporte óptimo con unos contenidos presentados y adaptados al contexto, y una integración fluida de nuevos servicios y funciones. La nueva función de actualización Remote Software Upgrade permite a los clientes realizar actualizaciones en la nube para asegurarse de que su vehículo está siempre actualizado. Más adelante también se podrán descargar funcionalidades y servicios adicionales.

El BMW Live Cockpit (así como los BMW Live Cockpit Plus y BMW Live Cockpit Professional) hace referencia a los tres niveles de hardware y de funcionalidades básicas, como el conjunto de pantallas, el sistema de navegación y entretenimiento, las interfaces disponibles y los requerimientos técnicos para las diferentes opciones de manejo, como el control por voz y gestos. Las características en cada nivel del BMW Live Cockpit están adaptadas para los modelos de sus correspondientes clases de vehículos. El sistema operativo BMW 7.0 hace referencia al paquete de software y a las funcionalidades del nuevo concepto de visualización y control, que se basa en el conjunto de pantallas digitales del BMW Live Cockpit Professional.

La interfaz de usuario aprovecha las posibilidades del diseño digital para crear un diseño emocional y purista, con una estructura y manejo intuitivos, así como una estrecha interacción entre la pantalla de información situada en el campo de visión del conductor y la pantalla de control ubicada en la consola central. También están disponibles nuevas opciones de personalización de estas pantallas. El diseño digital, que combina gráficos 2D y 3D animados, se adapta a las necesidades del usuario.

La pantalla de información ya no replica un diseño con esferas analógicas, que han sido sustituidas por elementos de diseño arqueado que se abren en su parte central. Su forma y disposición trasladan al interior del vehículo la característica cara con cuatro ojos del frontal de los BMW. El nuevo diseño libera un espacio en el centro de la pantalla para mostrar contenidos del sistema de navegación, con un mapa que muestra la ubicación actual del vehículo e información relevante del resto del recorrido. La información relativa a los sistemas de asistencia se agrupa en el arco izquierdo, correspondiente al velocímetro.