Para la tercera generación del Touareg, se han desarrollado, junto con el proveedor alemán Hella, los “faros iQ.Light - LED Matrix” disponibles como opción, con control interactivo de las luces, que proporcionan una mayor comodidad y seguridad al conducir de noche.

Los faros LED utilizan una matriz de puntos de luz: diodos luminosos (LED) activables individualmente. La matriz de la luz de cruce está formada por una placa de circuitos impresos con 48 LED; la placa de circuitos impresos de la luz de carretera está equipada con 27 LED. Los LED en los módulos de luz de cruce y luz de carretera están dispuestos de manera similar a un tablero de ajedrez.

Al total de los 75 diodos luminosos de la luz de cruce y de carretera se suman diversos LED adicionales: incluyendo la iluminación periférica y las denominadas funciones de señalización (luz diurna y luz deposición, así como intermitentes animados) se suman un total de 128 LED por cada faro. Por lo tanto, el Touareg utiliza en la parte frontal en los distintos segmentos del faro izquierdo y derecho la potencia de un total de 256 LED para convertir la noche en día y hacerla más segura.

A través de los 75 LED de la luz de cruce y de carretera, así como los siete LED de iluminación periférica (en cinco cámaras reflectoras) y tres LED de luz de giro, se activan diversas funciones de luz inteligentes desde el sistema electrónico del Touareg.

El procesador correspondiente utiliza las señales de la cámara frontal, los datos de mapa digitales del sistema de navegación, las señales de GPS, el grado de giro, así como la velocidad actual para activar en una fracción de segundo los LED precisos para obtener en cada momento la luz óptima.

Con el “asistente dinámico de luz de carretera”, el conductor enciende la luz de carretera permanente. Del resto (conmutar entre luz de carretera y de cruce y viceversa, luz de ciudad, luz de autopista opcional o luz para todoterreno) se ocupa el mismo Touareg. Dado que, en base a la cámara, los nuevos faros de matriz LED trabajan siempre con la máxima potencia lumínica,hacen visibles a personas, objetos, otros vehículos y animales que sólo serían reconocibles más tarde y con menor nitidez con los sistemas de faros convencionales.

Los faros interactivos ya trabajan de forma similar a un vehículo con modo de conducción autónomo. Por ejemplo, la cámara frontal registra las zonas fuertemente iluminadas como “habitadas”; en este caso, el Touareg conmuta automáticamente de la luz de carretera a la luz de cruce. Con la ayuda delos datos de mapa digitales y las señales de GPS del sistema de navegación, el Touareg con “faros IQ.Light - LED Matrix” detecta, además, el cambio de conducción a la derecha a conducción a la izquierda.