Liqui Moly ha ampliado su gama específica para carretillas elevadoras con un nuevo lubricante adecuado para todo tipo de cadenas de este tipo de vehículos. El producto debe ser usado en el mantenimiento regular para tener siempre la corriente en buen estado de conservación.

El especialista alemán ha desarrollado un compuesto lubricante de alta calidad, térmicamente estable, adherente y sintético con lubricantes sólidos blancos seleccionados, que ofrecen propiedades de lubricación adicionales y aplicación visible.

Entre los efectos del nuevo lubricante están la reducción del alargamiento de la cadena gracias a la capacidad de absorción de alta presión. Los aditivos adherentes garantizan largos intervalos de lubricación y un suministro seguro en los puntos de lubricación.

El nuevo lubricante para las cadenas de carretillas elevadoras se utiliza tanto para la lubricación inicial como para el mantenimiento de las cadenas. Es especialmente adecuado para ambientes polvorientos, sucios y corrosivos. Gracias a su mejorada capacidad de adhesión, está también destinado para cadenas sujetas a cargas elevadas.

Para su aplicación, Liqui Moly recomienda primero limpiar las cadenas con su spray de limpieza universal (Ref. 3318) y rociar, a continuación, la cadena con el spray lubricante. Una vez que el solvente evapore, el lubricante adquiere su consistencia y adherencia finales.