Ryme, Técnicas Reunidas de Automoción, con motivo de la feria Automechanika, que se celebrará en Frankfurt del 11 al 16 de Septiembre presentará, a nivel internacional, varios productos, entre los que destaca un verificador de taxímetros vía GPS, un conjunto tándem para realizar las pruebas de suspensión y frenos de los dos ejes de vehículos ligeros al mismo tiempo, así como una nueva gama de frenómetros.

Por lo que respecta a la línea de inspección tándem está formada por un alineador al paso inicial y un tándem de frenómetro y banco de suspensiones. Este último cuenta con dos parejas de bancadas para la prueba de frenos y suspensión, fija una y otra móvil que se ajusta de manera automática a la batalla específica del vehículo que se desea probar.

El posicionamiento es muy preciso gracias a un transductor que envía constantemente la posición de la bancada móvil a la electrónica de control y de gestión de la máquina. Con esta línea de inspección y con una gestión adecuada del flujo de vehículos es posible reducir el tiempo de prueba en más de un 50%, y por consiguiente, aumentar la productividad de la línea de inspección en más de un 100%.

Por su parte, la gama de frenómetros se caracteriza por que sus dos bastidores, uno para cada rueda del mismo eje, son estructuras mecanosoldadas de acero. Su diseño y los procesos más exigentes de producción y calidad, confieren a nuestras máquinas robustez, fiabilidad y longevidad. Dentro de los bastidores se montan rodillos que aseguran una adherencia adecuada para realizar la prueba con éxito. De serie, los rodillos se suministran con un acabado en lágrima de soldadura.

Unos motores de gran potencia arrastran los rodillos y las células de fuerza informan de la medida de frenada de manera continua durante la prueba. La consola es un mueble a medida donde se alojan los cuadros de fuerza y de control de la máquina. Dispone además de espacios para ubicar el equipo informático y la impresora, una bandeja con carriles para el ratón y el teclado ademas de una mesa extraíble como escritorio. En la parte superior incluye un soporte giratorio para ubicar la pantalla LCD de 32'' que se suministra de serie.

La gama la componen tres modelos: FRS, FRU2 y FRU4. El FRS es el pequeño de la familia de los frenómetros universales. Su concepción principal es para equipar a talleres, aunque es posible instalar en centros de ITV, en líneas específicas de vehículos cuyo MMA no exceda de 18 Tn. La diferencia con sus hermanos mayores es el diámetro de los rodillos, que en este caso es de 202 mm., y la potencia del motor, que en el FRS es de 9 kW.

El FRU2 es uno de los modelos de altas prestaciones. Con una vida en el mercado de casi 20 años, es robusto y fiable. Sus rodillos, de diámetro Ø 270 mm., son arrastrados por un potente motor de 11 kW.

Por último, el FRU4 dispone de un diseño novedoso y unas tecnologías de fabricación avanzadas confieren a este bastidor mejoras importantes como la posibilidad de adaptar el frenómetro a las nuevas exigencias marcadas por la nueva revisión del manual de ITV, en referencia a la norma ISO 21069, sobre ensayos de frenada en vehículos pesados. Este frenómetro se puede equipar tanto con la simulación de carga, como con la elevación del eje.