El fabricante de neumáticos, Hankook Tire, acaba de presentar su segunda generación de neumáticos para vehículos eléctricos, el Kinergy AS EV, que presenta un comportamiento dinámico mejorado y una reducción del sonido optimizada para vehículos eléctricos.

El Kinergy AS EV está diseñado para cumplir con las especificaciones cada vez más exigentes de los vehículos eléctricos. Proporciona un nivel de sonido muy bajo perfecto para vehículos eléctricos, una conducción muy confortable, y un rendimiento de manejo supremo que combina con neumáticos de alto rendimiento.

Los vehículos eléctricos están libres de ruido del motor, lo que hace que el sonido de la carretera y de los neumáticos sea más notorio. Por ello, la reducción del ruido es de suma importancia para garantizar una cómoda conducción y este entorno se consigue mediante la aplicación de tecnologías avanzadas de reducción de sonido. El Kinergy AS EV garantiza la máxima tranquilidad aplicando técnicas que reducen el ruido producido por el neumático y la carretera. También utiliza una tecnología para reducir la frecuencia que se produce durante la conducción, a través de una distribución de cabeceo optimizada.

Los vehículos eléctricos suelen ser más pesados que los vehículos normales, por lo que los neumáticos deben soportar más carga. Para cubrir el peso extra, el Kinergy AS EV se produce con el mejor material que se puede aplicar actualmente a los neumáticos, el cinturón de refuerzo Aramid Hybrid, que emplea una estructura de refuerzo de carga adicional. Esto permite un aumento pequeño o nulo del diámetro incluso en conducción a alta velocidad y minimiza la distorsión del bloque de la banda de rodadura al cambiar de dirección, manteniendo así una fuerza de agarre óptima para proporcionar un gran rendimiento en la conducción y mejorar significativamente la estabilidad.

Otra mejora clave es la aplicación del compuesto Aqua Pine, una resina extraída de coníferas y que consiste en un aceite vegetal respetuoso con el medio ambiente. Con el nuevo compuesto, el rendimiento mejora en carreteras mojadas, garantizando un manejo ágil y asegurando un frenado óptimo en todas las condiciones de la carretera. Esto mejora la estabilidad de conducción al tiempo que reduce el deslizamiento de la rueda y minimiza la abrasión de la banda de rodadura para proporcionar la alta potencia del motor eléctrico y una potente aceleración inicial.