Hankook presenta por primera vez un neumático para autobuses urbanos en la medida 315/60 R 22.5, optimizado para su empleo en vehículos eléctricos. El SmartCity AU04 se caracteriza especialmente por una resistencia a la rodadura muy baja, contribuyendo así a cuidar los acumuladores de energía de los autobuses urbanos eléctricos.

Debido al elevado peso del vehículo producido por la batería, el neumático cuenta además de con una carcasa especialmente estable, también con una mayor capacidad de carga de 154/148J (156/152F), lo cual equivale a un peso de 8 toneladas por eje. La capacidad de carga estándar en esta medida suele encontrarse en unas 7 toneladas por eje.

Durante el desarrollo del nuevo neumático para autobuses también se prestó atención a una gran capacidad de tracción y de frenado, especialmente también en superficies mojadas. El Dipl.-Ing. Klaus Krause, director del Centro de Investigación y Desarrollo Europeo, explica: "En comparación con los motores de combustión convencionales, un motor eléctrico es capaz de proporcionar todo el par de giro de inmediato. El vehículo y, por lo tanto, también los neumáticos reaccionan como consecuencia más rápido a la velocidad o a las condiciones cambiantes de la carretera. Por lo tanto, las exigencias para el neumático para vehículos eléctricos son consecuentemente mayores. Mediante el elevado nivel de agarre evitamos un desgaste irregular del neumático sin renunciar a un kilometraje óptimo".

El elevado kilometraje se asegura, entre otras cosas, mediante nervaduras en zigzag optimizadas que garantizan una mayor firmeza de los bloques mediante la modificación de su orientación. Los arranques y paradas constantes en el tráfico urbano fuerzan en gran medida y de forma irregular a los neumáticos para autobuses.

El SmartCity AU04 cuenta también con un flanco más reforzado conforme al aspecto de seguridad, el cual protege al neumático de los daños por el contacto con los bordillos a menudo inevitables en el tráfico urbano: "Precisamente en el caso del neumático para autobuses eléctricos, que aceleran inmediatamente por orden del sistema y, por lo tanto, chocan agresivamente con los bordillos, el flanco claramente reforzado es especialmente importante para proteger considerablemente el neumático", declara Klaus Krause.