La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se ha reunido con los miembros de la Junta Directiva de ANFAC para avanzar en sus conversaciones sobre los retos que enfrenta la industria de la automoción en nuestro país. El encuentro tuvo lugar en un almuerzo, el 19 de octubre, tras la reunión trimestral de los responsables de la asociación, al que también han acudido Raúl Blanco, secretario general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa; Galo Gutiérrez, director general de Industria y de la Pyme; y Juan Ignacio Díaz, director de Gabinete de la ministra.

En el curso de la reunión, los asistentes han valorado positivamente los temas urgentes a los que el actual Gobierno y el Ministerio de Industria han hecho frente en sus 120 días de mandato, como son la reciente eliminación de la figura del gestor de carga o la aprobación del periodo de transición entre la normativa de medición de emisiones NEDC a la actual WLTP hasta el 31 de diciembre de 2020. Para la industria y el mercado, este periodo transitorio es de especial relevancia, dado que los posibles aumentos en el Impuesto de Matriculación que hubiera conllevado la aplicación directa del WLTP se ven mitigados.

También se ha puesto en valor la posición de España en el objetivo de reducción de emisiones de CO2 para el periodo posterior a 2020, así como la creación del Consejo Estratégico de Automoción para la puesta en marcha de un Acuerdo Estratégico en el sector que aborde cuatro ejes: Movilidad sostenible, Inversiones, fiscalidad y objetivo CO2. Según ANFAC, “estas reformas son imprescindibles para el mantenimiento de la competitividad de las fábricas situadas en España, que necesitan nuevas adjudicaciones de modelos con tecnologías alternativas”.

Sin embargo, la industria española es consciente, y así se lo trasladó a la ministra Reyes Maroto, de la necesidad de seguir trabajando en estas reformas, como es facilitar, a través de ayudas, las inversiones necesarias para la atracción de modelos cero y bajas emisiones.

“Es necesario colaborar en la definición de este objetivo de reducción de emisiones de CO2 para el horizonte post-2020, de cara a la próxima negociación del trílogo”. En este sentido, el apoyo del Ministerio de Industria es, a juicio de ANFAC, fundamental para que el resultado final sea razonable y equilibrado. Además, está la necesidad de que se ponga en marcha lo antes posible un plan de incentivo al vehículo alternativo y sus infraestructuras que aproveche las dotaciones ya aprobadas de los planes Movalt y VEA.

La nueva fiscalidad para la automoción es también crucial dada la falta de ayudas a la compra y achatarramiento. En opinión de ANFAC, “esta herramienta puede ser de mucha utilidad para conseguir un parque más eficiente y menos contaminante a través de una fiscalidad moderna, medioambiental, integrada y que grave el uso en lugar de la compra”.

Por otro lado, la Asociación está impulsando una propuesta para la continuidad del contrato de relevo, una herramienta fundamental para la renovación de la plantilla. “Es imprescindible el apoyo de Industria en el impulso de esta iniciativa”.