Para lograr una mayor competitividad en su gama de motores de arranque y alternadores para vehículos turismos, industriales, agrícolas y maquinaria especial, Bosch ha decidido reducir, desde el pasado 1 de julio, el PVP recomendado de estos productos en una media del 20% sobre el precio actual.

Los motores de arranque Bosch están siempre listos para accionar el motor de cualquier tipo de vehículo “de forma rápida y segura”, según la empresa, “incluso bajo las condiciones climatológicas más adversas, garantizando una potencia máxima y un rendimiento óptimo”. Los alternadores Bosch, por su parte, garantizan “la máxima fiabilidad, un rendimiento y potencia constante, larga vida útil y un funcionamiento silencioso”, aseguran desde la firma alemana.

Por otro lado, el programa de remanufacturación de Bosch incluye, entre otros productos, motores de arranque y alternadores con los mismos estándares de calidad que los utilizados en primer equipo y, por tanto, con la misma fiabilidad y durabilidad que en sus productos nuevos. El precio, además, es hasta un 30% inferior, gracias al ahorro en la gestión de materiales y energía en el proceso.