Implementar una adecuada estructura organizativa está en manos del taller con ayuda de CSS, con el fin de obtener una mayor rentabilidad y eficiencia. Para conseguirlo, uno de los aspectos está en mantener una estrecha comunicación con cada miembro del equipo, según explica la compañía en un artículo de su blog. “Cuando todos conocen sus responsabilidades y las expectativas que hay puestas en ellos, es menos probable que haya malentendidos”. Por ello, el taller debe desarrollar un procedimiento operativo estándar claro para el personal, en el que exista una comunicación fluida entre los miembros.

Por otro lado, conviene obtener datos precisos y centralizados para un acceso rápido y al alcance de cualquier miembro del equipo, a través de indicadores clave de rendimiento y mostrando sus resultados al personal. Además, el taller debe asegurarse de que su equipo sabe qué beneficios tiene establecer un sistema estructurado y cómo todos pueden ganar con ello. Los Planings de actividad y Ocupación de Taller de CSS son dos herramientas para mejorar la organización y distribución de trabajo en el taller.

Por otro lado, y con independencia del tamaño del taller, CSS recomienda orientarlo hacia la rentabilidad, hacia la maximización del beneficio, adoptando los procesos adecuados, los que permitan minimizar errores, reducir tiempos y consumo de materiales. Todo ello pasa por el control de cada variable, por contar con la tecnología que lo hace posible, con un adecuado sistema de gestión de la información.