La portavoz socialista Purificación Causapié ha solicitado al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid que se cree un "billete anticontaminación" con una tarifa "superreducida" que permita viajar en el transporte público los días en que esté en vigor el escenario 2 del protocolo -que prohíbe circular a más de 70km/h en la M-30 y aparcar en la zona SER (salvo los residentes)- y que sea completamente gratis si se llega a los escenarios 3 y 4, más restrictivos.

Las tarifas del transporte público en la capital dependen del Consorcio Regional de Transportes, pero desde el PSOE de Madrid consideran que la contaminación es un problema de todas las administraciones y que deben encontrar soluciones y "ofrecer alternativas a la gente" en conjunto, recoge el periódico El Mundo.

Por su parte, Chema Dávila, portavoz socialista de Medio Ambiente, ha recordado que otras ciudades ya tienen una medida similar a la del abono de tarifa reducida y ha insistido en que hay precedentes de tarifa reducida del transporte público en Madrid por la celebración de grandes eventos, como la final de la Champions League o la Jornada de la Juventud.

Los socialistas piden también que para fomentar el uso del transporte público es necesario aumentar la frecuencia de los autobuses y metro y ha recordado al Ayuntamiento que tienen aún pendiente la construcción de nueve de los 12 aparcamientos disuasorios previstos en los presupuestos.