Hankook lanza el Kinergy 4S², la quinta generación de su neumático todotiempo con el objetivo de ofrecer un rendimiento fiable los 365 días del año sin cambiar de neumáticos, una conducción y un rendimiento de la frenada estables a través de los diferentes rangos de temperatura que se producen regularmente en Europa.

En su lanzamiento al mercado en junio de 2018, el surtido Hankook Kinergy 4S² estará disponible en un principio en 17 medidas de 14 a 17 pulgadas en las series 45 a 65, con unos anchos en la banda de rodadura de 175 a 255 en los índices de velocidad T, H y V, W. En el segundo semestre de 2018, el surtido se ampliará a 64 medidas de 14 a 20 pulgadas, algunas de las cuales contarán con el índice de velocidad Y.

Con el Kinergy 4S², completamente rediseñado, el fabricante de neumáticos Hankook Tire ofrece unas características de rendimiento especialmente equilibradas y constantes durante todas las estaciones. Esto es posible gracias a una banda de rodadura direccional utilizada por primera vez en los neumáticos para todas las estaciones de Hankook, combinada con un compuesto de polímeros de sílice particularmente innovadores en la banda de rodadura.

Esto convierte al producto en una alternativa a la hora de garantizar una movilidad de conformidad con la ley durante todo el año, especialmente teniendo en cuenta que las condiciones climáticas en Europa son cada vez más inestables, así como su uso en un tráfico más urbano. Gracias al marcado del copo de nieve (3PMSF), obligatorio en los neumáticos de invierno en Europa desde enero, el neumático puede utilizarse durante todo el año, incluso en países con requerimientos de neumáticos de invierno circunstanciales o fijos.

La banda de rodadura direccional es uno de los factores que garantizan la conducción sobre carreteras mojadas. Los bloques de la banda de rodadura intercalados en forma de V garantizan la estabilidad a altas velocidades. Están divididos por ranuras extra anchas de dos niveles que expulsan el agua idealmente hacia un lado, incluso con fuertes lluvias. El sistema de drenaje previene el aquaplaning e incluso expulsa eficazmente la nieve derretida de la banda de rodadura. Las características de esta banda de rodadura están respaldadas por el nuevo compuesto para el neumático a base de polímeros de sílice de alta densidad, el cual garantiza un mejor agarre sobre mojado a nano-escala gracias al elevado porcentaje de materias primas naturales renovables, entre otros factores.

La misma combinación de ingredientes naturales y sintéticos de gran tecnología también tiene un efecto positivo en el rendimiento sobre seco del Kinergy 4S². En el nuevo neumático para todas las estaciones, los expertos en compuestos de Hankook han logrado una gran rigidez, una estabilidad adicional en las curvas y un control más preciso sobre carreteras secas, así como un gran agarre independientemente de la temperatura. Esta elevada rigidez está garantizada por la estructura de bloques sólidos y por su disposición especial. Así, los ingenieros de Hankook garantizan que las distancias de frenado continúen siendo cortas incluso sobre carreteras secas y a elevadas temperaturas, mientras que el hombro de los neumáticos ofrece el contacto necesario, favoreciendo por completo las propiedades de manejo sobre seco.

Asimismo, la variación de la disposición de los bloques, que presenta un diseño en zigzag en el centro de la banda de rodadura, se traduce en una reducción del nivel de ruido en comparación con la banda de rodadura de sus predecesores. Los polímeros funcionales garantizan un compuesto de alta densidad con estructuras de sílice. De este modo, se conserva la elasticidad a la par que se reduce la resistencia a la rodadura y se reduce el proceso de desgaste natural del neumático, gracias a la composición química estable de los componentes individuales. Esto también tiene un efecto positivo sobre el kilometraje.