En su último informe técnico, Ajusa ofrece instrucciones para el correcto montaje del árbol de levas y los taqués hidráulicos en los motores TDI inyector-bomba del grupo VAG. Un inyector bomba, como dice su nombre, es una bomba de inyección y un inyector, dotado de una electroválvula, agrupados en un solo componente.

El sistema de inyector-bomba es unidad que une la generación de presión, con la inyección del combustible dentro de la cámara de combustión, a diferencia del “common rail”, donde la presión está en el conducto y después el inyector sólo decide cuándo y cómo dejar pasar ese combustible. Cada cilindro del motor tiene su propio inyector-bomba el cual, debido a la alta presión de inyección necesaria (2.000 bares), es accionado mecánicamente mediante una leva inyectora en el árbol de levas por cada inyector-bomba y cilindro.

Está formado por varios componentes y todos ellos tienen que funcionar de una manera sincronizada para permitir el correcto funcionamiento del motor. Entre estos elementos destaca el árbol de levas, un elemento de la distribución encargado de la apertura y cierre de las válvulas, además de otras funciones como mover bomba de gasolina, distribuidor de encendido, bomba de vacío, inyectores, etc. Por su parte, el taqué hidráulico se encarga de compensar tolerancias, desgastes, holguras, dilataciones y contracciones de materiales entre el árbol de levas y las válvulas.

Estos elementos son sometidos a grandes esfuerzos durante su funcionamiento, por lo que es necesario que todas las piezas relacionadas con la distribución se encuentren en perfectas condiciones, ya que cualquier desgaste, pieza fuera de tolerancias, mal ajuste, etc., tienen consecuencias críticas porque multiplican sus efectos tanto en el árbol de levas como en los taqués

Se puede consultar el Informe Técnico de Ajusa pinchando AQUÍ.