Hella España acaba de lanzar sus nuevas escobillas sin articulaciones con el objetivo de garantizar la visibilidad del conductor ante la inminente temporada de lluvias. Las nuevas escobillas, de aplicación universal, se ofrecen en embalaje individual, permitiendo al taller comprar el número exacto en función de las necesidades reales del usuario y sin tener que incurrir en el gasto extra que supone adquirir el juego completo.

De esta forma, las escobillas de Hella, diseñadas con calidad de equipo original, se diferencian de las convencionales por su estética plana y sus láminas flexibles que permiten la limpieza completa del cristal, adaptándose a las características propias de cada luna. Entre estos limpiaparabrisas sin articulaciones, destacan 16 tipos de escobillas con el nombre de Dyna. Gracias a su diseño, que sustituye a las articulaciones tradicionales, son silenciosas y fáciles de montar, sin marcos metálicos, impidiendo la acumulación de polvo en verano o la formación de hielo en invierno. Además, se reduce la formación de estrías en la goma y al distribuir la fuerza en el cristal de manera uniforme se evita su desgaste irregular, alargando así su vida útil.
Las escobillas Dyna cuentan con un multiadaptador, ya premontado, de modo que ofrecen un montaje muy fácil, pudiendo utilizarse en el 98% de los vehículos del mercado actual.
Además de estas escobillas sin articulaciones, la multinacional alemana también dispone de modelos estándar y con spoiler que se caracterizan por su dorso de goma flexible y su revestimiento especial para un óptimo deslizamiento incluso con el cristal seco.
Así, Hella dispone también de escobillas con articulaciones en 21 referencias en embalaje individual para turismos y vehículo Industrial. De este modo, ofrece al taller un total de trece referencias para turismo y ocho para V. I que cubren el 70% del parque en circulación español.