El fabricante Johnson Controls presentará sus programas de servicio en la próxima edición de Automechanika, bajo el lema "Todo arranca con Varta". Los servicios ofrecidos bajo las marcas Johnson Controls y Varta han sido diseñados como respuesta a las necesidades de los clientes a lo largo de todo el ciclo de vida de una batería, desde la compra, pasando por la instalación, hasta su reciclaje. La mejora y el aumento de los servicios al cliente también permiten incrementar las ventas de baterías y facilitan un mejor servicio para distribuidores y talleres.

"Muchas empresas suministran productos, pero nosotros, al integrarlos en un concepto de servicio, podemos ofrecer un valor añadido a distribuidores y talleres", señala Bruce Ronning, vicepresidente y director general del sector de recambios para EMEA de Johnson Controls Power Solutions. "En Automechanika nos centraremos en este concepto y utilizaremos ejemplos seleccionados para mostrar cómo son nuestros programas de servicio".

Entre las iniciativas de servicios y la tecnología que se expondrán en el stand de Johnson Controls se incluye el programa de servicios Varta Start-Stop (VSSP), que proporciona a los talleres la formación, las herramientas y la tecnología adecuadas para reemplazar las baterías en vehículos Start-Stop. Los técnicos pueden comprobar las baterías, ejecutar diagnósticos sobre los dispositivos de control relevantes, borrar los códigos de error, resetear la memoria y leer las instrucciones paso

a paso sobre cómo instalar y retirar la batería adecuada en todos los vehículos. Este programa incluye formación, material de marketing y una garantía de movilidad de dos años para la batería Start-Stop.

Otra iniciativa es el concepto "coste total de propiedad". En un negocio tan competitivo como el de la logística y el transporte, cada céntimo cuenta. Por eso las empresas tienen en cuenta el coste total que supone la operatividad de sus flotas. Centrándonos en el concepto del coste total de propiedad, la reducción del tiempo de inactividad, el servicio técnico, la adquisición y los costes de combustible para baterías de vehículos comerciales serán protagonistas en el stand.

Otro elemento que genera un valor añadido de tipo económico es la iniciativa Ecosteps para el reciclaje de baterías de arranque, un proceso de recogida de baterías usadas para ser recicladas. Casi el 100 % del plomo de las baterías usadas se aprovecha para producir nuevas baterías de vehículos. Esto permite a distribuidores y talleres ahorrar en costes de almacenamiento, y proporciona una ventaja en términos de precio, pues quienes reciclan sus baterías obtienen unas condiciones de compra atractivas y estables para baterías nuevas.