El precio medio de los coches de segunda mano en España se contrajo un 5,2% en los nueve primeros meses del año, situándose en el entorno de los 12.500 euros, lo que supone acelerar su caída en la recta final del año coincidiendo con el agravamiento de la crisis y el fuerte ajuste presupuestario. En Europa los precios retrocedieron un 3,8%, hasta los 13.300 euros de media, según refleja el 'Observador europeo de precios' elaborado por la plataforma de vehículos en la red AutoScout24.


Para FACONAUTO,el mercado de vehículos de segunda mano continúa ajeno al mal comportamiento que arrastra el de coches nuevos, que cayó en septiembre un 37%, y creció su número de transferencias un 12,5% el último mes, hasta las 143.263 (datos de MSI)
Según sus datos, en el acumulado del año, las ventas de coches usados ascienden a 1.179.301, lo que supone un incremento del 5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.
Mientras que, para GANVAM, hay que corregir a la baja la previsión de ventas de coches de ocasión para 2012. Piensan en GANVAM que el 2.012 cerrará en el umbral de las 1,6 millones de unidades, un 7% menos que el año anterior. Según sus fuentes, hasta septiembre, las ventas descendieron un 9,7%, con 1.103.930 unidades.
FACONAUTO piensa que el mal dato del mercado de nuevos de septiembre ha provocado que la ratio usado/nuevo se dispare 4 a 1, una situación que se corregirá en la última parte del año, ya que se espera un repunte de las ventas de vehículos nuevos tras la puesta en marcha de los incentivos que contempla el Plan PIVE.
El desplome de las matriculaciones -que se sitúan actualmente en niveles de principios de los noventa- y los generosos descuentos medios de hasta 5.000 euros por vehículo -incluyendo ya los 2.000 euros de ayuda del recién estrenado Plan PIVE- que están aplicando los concesionarios para dinamizar las ventas, está empujando al mercado de ocasión a desposicionar sus precios para resultar competitivos frente al vehículo nuevo y seminuevo.
En una rápida instantánea del mercado de ocasión, se observa cómo sigue estando en manos de particulares, que concentraron el 60,2% de las ventas hasta septiembre, frente al 58,8% en el mismo periodo del año anterior.
Por tramos de edad, en los nueve primeros meses se registraron fuertes caídas en los vehículos de menor edad, tanto en el tramo de menos de tres años (-20,5%) como en el de tres a cinco, que descendieron un 27,4%.
Los vehículos de más de diez años, caracterizados por su alto kilometraje y bajo precio, fueron los únicos que aumentaron ligeramente sus ventas ( 0,7%) en un contexto de crisis, y ya suponen casi la mitad de las operaciones totales (48%), cinco puntos porcentuales más que en el mismo periodo del año anterior.
Si bien los coches mileuristas se imponen en las ventas entre particulares, los profesionales (concesionarios y compraventas) también aumentaron en un 10,5% sus operaciones con vehículos de más de diez años gracias a las campañas de concienciación que vienen realizando para hacer valer las ventajas que, frente a los particulares, ofrecen en términos de revisiones de contrato sin cláusulas abusivas y garantías.