Faconauto ha hecho público un estudio de la consultora MSI que pone de manifiesto que la demanda de usados sobrepasa las disponibilidad de esos vehículos en el mercado. El mencionado estudio llega a la conclusión de que en el 2012 la demanda de coches usados fue un 12% superior a lo que ofertó el mercado. El año pasado, dicha demanda fue de 1,6 millones de unidades, mientras que la oferta se quedó en 1,4 millones.


Para la patronal de los concesionarios, la diferencia se debe a que se está alargando la vida útil de los coches, por lo que muchas unidades que antes pasaban al circuito de usados ahora no lo están haciendo. Además, el poco movimiento en las ventas de coches nuevos está intensificando esta escasez.
Faconauto ha detectado que los profesionales (concesionarios y compraventas) están empezando a tener problemas para abastecerse de este tipo de vehículos, situación que previsiblemente se agravará durante 2013.
El mercado de vehículo usado cerró 2012 con unas ventas de 1.627.499 unidades, según el mismo informe de MSI, lo que supone un incremento del 5,8% respecto al ejercicio anterior. Sin embargo, el último mes del año rompió la racha de crecimientos y, con 164.437 ventas, cayó un 2,7%.
El mal comportamiento de las matriculaciones ha hecho crecer la ratio vehículo usado-vehículo nuevo, que se quedó en 2,3, frente a los casi 2 del ejercicio anterior.
En 2012 se ha confirmado que los concesionarios han tenido que apostar por el vehículo de ocasión para compensar la poca actividad derivada de la venta de coches nuevos. Así, las transferencias realizadas por profesionales crecieron un 5,7%, suponiendo además el 41% del total. Son, sin embargo, las operaciones entre particulares las que siguen protagonizando este mercado, con un 52,4% del total.
La edad media del vehículo usado vendido en nuestro país se disparó el año pasado y se situó en los 9,3 años, frente a los 8,8 años de 2011. Por edades, los compradores han optado mayoritariamente por coches muy viejos para resolver su movilidad. Así, los modelos con más de 10 años de antigüedad supusieron el 42,2% de todas las ventas, mientras que los de 0 a 5 acapararon el 30,2% y los que van de 5 a 10 el 27,6%.
Por otro lado, el precio medio de los usados fue de 10.414 euros, un 1,8% menos que el año pasado, según datos del portal coches.net para FACONAUTO. Los modelos más demandados fueron la Serie 3 de BMW, el Volkswagen Golf y el Audi A4, según los mismos datos.
La patronal de los concesionarios apunta que el ejercicio que acaba de empezar será "plano" para el mercado de coche usado, que dará muestras de estancamiento y que se situará en unas ventas aproximadas de 1.630.000 unidades, lo que supondría un ligero aumento del 0,2% respecto a 2012.
Finalmente, las previsiones apuntan a que la edad media de los coches usados seguirá subiendo y se situará en 2013 en los 9,5 años. Igualmente, y a tenor de las matriculaciones que se esperan para este ejercicio, la ratio frente al coche nuevo se incrementará, quedando en 2,4.