Las industrias auxiliares del automóvil en Cantabria, un sector que mueve el 24% del PIB industrial de esta Comunidad Autónoma, afrontan 2013 como un año de despegue y recuperación, según informa El Diario Montañés en su edición online. Nissan (Los Corrales de Buelna), Robert Bosch (Colindres) y Maflow (El Astillero) son los últimos ejemplos de empresas que ya han logrado nuevos contratos de suministro.

La importancia de esta industria en Cantabria queda patente en la creación de Gira (Grupo de Iniciativas Regionales de Automoción) para poner en valor las sinergias relacionadas con el mercado. Al grupo pertenece CEOE-Cepyme de Cantabria como uno de sus 30 socios. Creado en 2005, el cluster ha mantenido últimamente diversos encuentros institucionales, promovidos por la patronal cántabra, para dar traslado de los intereses colectivos del sector. Así, se han celebrado reuniones con el presidente regional, Ignacio Diego, y con el director general de Medio Ambiente, David Redondo. El próximo día 11 lo harán con el consejero de Industria, Eduardo Arasti.
El primer grupo en tomar medidas para mejorar su competitividad fue Nissan en Los Corrales. Nissan aprovechó la firma del convenio colectivo, en abril de este año, para anunciar una primera oleada de inversiones por 10 millones de euros. El proyecto tiene como destino afrontar la producción de ejes y discos para los nuevos motores de Nissan. El convenio, que regirá hasta 2015, supone el mantenimiento de la plantilla con una moderación salarial y la mejora de la flexibilidad y la productividad.
La fábrica de Bosch también se ha sumado a la congelación del sueldo de la plantilla de Treto durante dos años (2013 y 2014). Esta medida ha hecho posible conseguir un proyecto para trabajar con un nuevo alternador que se iba a desarrollar en otra sede que la firma alemana posee en Hungría.
También está de enhorabuena Maflow que ha logrado mantener su plantilla, unos 100 trabajadores, gracias a un proyecto laboral con la firma alemana Volkswagen. Para hacerlo posible, Maflow ha realizado una inversión de 1,2 millones de euros que ha contado con una ayuda del Gobierno regional del 13%.
El impulso que está adquiriendo el sector tiene un directo beneficiario: el puerto de Santander que aumentará su actividad gracias al Plan Industrial 2012-2014 que ha conseguido Renault España. El puerto transportó el pasado año un total de 315.047 vehículos, un 11,3% más que en 2010. De ellos, 117.392 eran de la marca francesa.