El anuncio de la subida del IVA al 21% para el próximo mes de septiembre realizado la semana pasada por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha provocado que los clientes adelanten sus compras de coches para ahorrarse esta subida impositiva, según coinciden las asociaciones de concesionarios (Faconauto) y de vendedores (Ganvam).

Ambas organizaciones señalan que, una semana después del anuncio de la subida del IVA, el tráfico de clientes en los puntos de venta no se ha incrementado de forma notable y señalan que en caso de subir, ha sido de una forma "ligera".

Desde Faconauto indicaron que en este período se ha notado un "ligero aumento" de la actividad de los concesionarios, especialmente en los días previos a que se supiera la fecha exacta de aplicación de la subida. "En esos días, los puntos de venta cerraron muchas operaciones que estaban pendientes; después ha habido más alegría en general, aunque, en cualquier caso, se espera un cierre de mes en el canal de particulares en la misma línea negativa de los últimos dos años", añadieron.

Asimismo, apuntaron que sus previsiones contemplan que las familias españolas cierren el presente mes de julio con un volumen de 33.000 operaciones, lo que supondrá una disminución del 15% en comparación con el mismo mes del año anterior.

Por su parte desde Ganvam señalan que todavía "es pronto para ver este efecto de adelanto de las compras por la mayor fiscalidad. Habrá que esperar hasta finales de julio o principios del próximo mes de agosto", apuntaron, al tiempo que señalaron que tiene más importancia el escenario económico sobre las familias que su deseo de evitar el aumento del precio.