El sector del mantenimiento y reparación de vehículos sigue siendo más inflacionista que la media de los sectores de la economía española, según los datos del Índice de Precios al Consumo (IPC) que elabora el Instituto Nacional de Estadística.

Los precios de los servicios de mantenimiento y reparación de vehículos se encarecieron, según las estadísticas oficiales, un 4,1% en 2012. Ese porcentaje es sensiblemente superior a la tasa de crecimiento, que en el mismo periodo, experimentó el IPC, que fue del 2,9%.
Mientras, los recambios y accesorios para automoción se encarecieron menos que la factura del taller y que el IPC: exactamente un 2,2%.