Después de acoger en el anterior número de nuestra revista Talleres en Comunicación las impresiones de un veterano de la representación en Andalucía como Antonio Morilla, en el número 247 le ha llegado el turno de su hijo David, el sucesor de "todo un número uno". David Morilla (Sevilla, 1974), profesional con criterio, buen talante y generosidad en el esfuerzo.


David Morilla opina que nuestro sector ha pasado con velocidad de crucero por la crisis, pues no tuvimos "boom", pero tampoco sufrimos un "crack". Una máxima le rige "Trabajo, trabajo y más trabajo.". Aquí nos lo cuenta.