Wolf quiere ayudar a los talleres independientes a prestar un mejor servicio a sus clientes, proporcionándoles el aceite adecuado en el momento preciso, asegurándose de que los establecimientos tengan siempre un stock suficiente de los productos que necesitan. Para ello, lanza el nuevo Armario Inteligente, resultado de la colaboración entre el equipo de Desarrollo de la empresa y su Departamento de Marketing.

“Con este último avance hemos dado respuesta a las exigencias de nuestros clientes finales”, destaca Bernard Panier, director de Proyectos de Marketing Digital de Wolf Oil Corporation. “Los propietarios de talleres independientes trabajan con plazos muy justos, necesitan dar respuestas rápidas y a menudo tienen una cola de vehículos esperando servicio. Lo último que necesitan es preocuparse pensando en que pierden clientes porque no tienen en stock los aceites y lubricantes necesarios para el trabajo que realizar. Con el Armario Inteligente, ya nunca más tendrán que preocuparse por eso”.

Con ocho compartimentos para botellas de 20 litros y espacio para dos barriles de 60 litros, el Armario Inteligente se conecta con la red de lubricantes Wolf Lubes mediante un enlace al distribuidor o minorista que abastece al cliente. Sensores internos y/o externos proporcionan mediciones constantes de los niveles de líquido en botellas y barriles, aportando al sistema datos precisos sobre la disponibilidad de cada uno. Cuando el nivel de los líquidos disminuye por debajo de un valor determinado, se activan los avisos ‘Order level' y se genera un ticket de pedido. Una vez aprobado por el cliente, el ticket se envía automáticamente al proveedor a través del sistema de mensajes integrado, que genera un mensaje de confirmación cuando el pedido ha sido enviado.

“Sencillamente, esto facilita las cosas”, añade Bernard. “Los talleres pueden centrarse en su trabajo sin preocuparse por planificar los suministros, ya que ahora toda la gestión se resuelve con un clic. Y los distribuidores/minoristas disponen de un panorama más claro de la demanda en términos de tiempo, de temporada y de ámbito regional, lo cual les ayuda a planificar sus propios pedidos con datos más precisos”.

Con la entrega de las primeras unidades prevista para el primer trimestre de 2019, se espera que la demanda crezca a partir de entonces. Para los clientes que ya disponen de un Armario Oil Cabin Wolf, la empresa puede adaptar los Armarios existentes a la nueva tecnología instalando los sensores y conectando la propia unidad. Según Bernard, “esto proporcionará el mismo control de existencias, aunque aconsejamos a los clientes elegir el sistema 100% integrado en la unidad completa Smart Oil Cabin”.