La campaña 'Share the Road' de Ford, diseñada para ayudar a mejorar la seguridad y reducir la contaminación y el tráfico, pretende fomentar la armonía entre los usuarios de las carreteras y destaca la convicción de la empresa de que permitir que más personas utilicen la bicicleta de forma segura, especialmente en trayectos cortos, resulta beneficioso para todos.

La iniciativa ha sido presentada en el Camera Studio de Madrid en un evento en el que ha participado el presidente y consejero delegado de Ford España, Jesús Alonso, quien ha destacado que "desde Ford, como fabricantes de coches, tenemos nuestro rol en la ciudad y en la carretera, por no hablar de una gran responsabilidad en materia de seguridad. Por ello, trabajamos día a día e invertimos muchos recursos para hacerlo de manera no solo activa, sino también positiva”.

Por su parte, el jefe de la Unidad de Normativa de la DGT, Javier Villalba, ha comentado que no es lo mismo conducir en ciudad que en carretera. “La seguridad del que conduce, como la de los que van dentro del vehículo y los que están fuera del mismo es lo primero que hay que poner sobre la mesa. Todos son importantes, pero seguramente los que estén fuera del coche tienen un grado mayor de vulnerabilidad y hay que actuar en consecuencia."

Los asistentes han podido, además, poner a prueba el sistema de realidad virtual "Wheelswap", que permite a los conductores ver desde el punto de vista del ciclista cómo es que los conductores adelanten demasiado cerca, giren sin utilizar los intermitentes o abran las puertas del coche sin comprobar si hay bicicletas. Otra versión permite a los ciclistas comprobar lo que supone para los conductores que se salten los semáforos en rojo, circulen por calles de un solo sentido en sentido contrario o se desvíen inesperadamente.

Más de 1.200 personas de cinco países europeos participaron en la investigación inicial, y el 70% de los que probaron "WheelSwap" mostraron una mayor empatía hacia sus compañeros conductores y ciclistas frente a los que no lo hicieron. Además, el 91% afirmó que cambiaría sus hábitos en la carretera. Dos semanas después de experimentar "WheelSwap", el 60% había cambiado de hábitos en sus trayectos diarios.