Volvo Cars ha presentado M, una nueva marca que ampliará las operaciones de movilidad de la empresa a nivel mundial dando acceso a vehículos y servicios a la carta a través de una aplicación. Además, M analizará las necesidades, preferencias y costumbres de los usuarios y personalizará la relación con el cliente. El servicio estará disponible en Suecia y Estados Unidos en la primavera de 2019.

M está desarrollando una tecnología de aprendizaje propia que pregunta a los usuarios sus necesidades específicas en lugar de limitarse a informarles de dónde pueden recoger un vehículo. “Los servicios actuales ofrecen básicamente alternativas al taxi o al transporte público», comenta Bodil Eriksson, directora general de Volvo Car Mobility. “Nuestro planteamiento se centra en conocer la forma en que la gente utiliza los vehículos de su propiedad. Queremos ofrecer una alternativa real a esa experiencia que nos permita vivir la vida a nuestro estilo, sacar el trabajo adelante y aprovechar al máximo un tiempo valioso. Vemos que hay una oportunidad para ofrecer una experiencia premium”.

Además de un equipo de ingenieros de software digital, M cuenta con los 20 años de conocimientos y datos recopilados por Sunfleet, empresa de Volvo Car Group pionera en movilidad compartida en Suecia, con 500.000 transacciones anuales y una flota de 1700 vehículos. En 2019 se integrará completamente en M y pondrá el servicio a disposición de todos los socios de Sunfleet.

“La movilidad está sufriendo una transformación fundamental, y Volvo Cars lidera ese cambio. El lanzamiento de M genera nuevas fuentes de ingresos para Volvo Cars y va a ser una pieza fundamental para nuestro objetivo de establecer más de cinco millones de relaciones directas con los clientes a mediados de la próxima década”, señala Håkan Samuelsson, presidente y director ejecutivo de Volvo Cars, quien anuncia que Estocolmo (Suecia) va a ser el centro de desarrollo de M. “Ya hemos hecho allí pruebas exhaustivas y este otoño se hará una prueba beta”.