Dunlop celebra otro nuevo récord de vuelta rápida en el legendario circuito alemán de Nordschleife en Nürburgring, después de que Ford escogiera los neumáticos Dunlop SP Sport, legales para uso en carretera, para calzar el monoplaza Formula Ford con motor EcoBoost 1.0 litros.

Con el piloto inglés Nick Tandy al volante, el Formula Ford marcó 7 minutos y 22 segundos marcando el 11º tiempo más rápido jamás registrado en el circuito. Además, batió los records de vuelta más rápida de superdeportivos como el Lamborghini Aventador LP700-4 de 700 CV, el Ferrari Enzo de 660 CV y el Pagani Zonda de 602 CV. El Formula Ford completó los 20,382 kilómetros del circuito de Nordschleife con una media de velocidad de 169 km/h.

Los ingenieros de Ford han querido mostrar todo el potencial que puede desplegar el motor turbo de gasolina de tres cilindros modificándolo para adaptarlo al coche de carreras Formula Ford que iba a realizar la vuelta en el tortuoso circuito de Nürburgring Nordschleife.

El equipo también modificó el coche: montaje con tapacubos, faros delanteros y traseros, diseño aerodinámico, espejos y el claxon por lo que sería totalmente legal para su uso en carretera.

Normalmente, los coches Formula Ford compiten con los neumáticos de carreras Dunlop SP, pero en esta ocasión Dunlop suministró una partida de neumáticos diseñados para competiciones de rally homologados por tanto para circular en carretera para conseguir este récord.

No es la primera vez que los neumáticos homologados para calle de Dunlop baten un record en el "Infierno Verde". En 2009 el fabricante británico Radical Sportcars eligió los neumáticos Dunlop Direzza DZ03G para batir el record de Nürburgring con el piloto Michael Vergers al volante.

Fulminaron el récord con un tiempo de 6 minutos 48 segundos, y todo ello con el mismo juego de ruedas que utilizaron para ir por carretera desde Inglaterra hasta Alemania, demostrando una vez más que los neumáticos Dunlop transmiten deportividad y las mejores prestaciones dentro y fuera de la pista.