La empresa Eos Energy Storage, especializada en soluciones de energía para el transporte, ha anunciado el desarrollo de una batería de zinc-aire preparada para su instalación en coches eléctricos y que proporcionaría una autonomía de unos 77 kilómetros cada 10 kWh.

El zinc-aire es una tecnología que con el correspondiente nivel industrial, podría lograr unos precios mucho más competitivos que las actuales baterías de litio, al utilizar materiales mucho más corrientes, a lo que podemos sumar la no toxicidad de su reciclado y el elevado número de ciclos de carga y descarga que pueden alcanzar, el principal problema de esta tecnología, y que según sus desarrolladores han logrado alcanzar unos 2.000 ciclos.

Gracias a su mayor densidad energética, una batería de estas características montada en un coche eléctrico medio podría almacenar sin grandes problemas de espacio unos 60 kWh de capacidad, lo que proporcionaría a un modelo como el Nissan Leaf una autonomía de más de 450 kilómetros con cada carga, y con un precio por debajo de los 10.000 euros, similar al de las actuales baterías.

Lo mejor es que no se trata de un diseño de laboratorio, sino que la batería está completamente desarrollada y ahora solamente falta la financiación para llevarla a un nivel de producción suficientemente elevado para lograr unos precios competitivos, algo que podría ocurrir en 2013.

Vía | ForoCochesEléctricos