Delphi ha desarrollado un nuevo enfoque de la inyección de urea para la reducción catalítica selectiva (SCR) que reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y simplifica la arquitectura del sistema de escape del motor diésel.

"El nuevo sistema de dosificación de alta precisión del SCR es una solución robusta para la reducción de óxidos de nitrógeno que supone también la implementación de estrategias de postratamiento cada vez más complejas" afirma John Fuerst, director general de Delphi Sistemas Diésel. "Es un complemento excelente para el potencial de las tecnologías diésel de Delphi, entre las que también se incluyen los sistemas de inyección de combustible para aplicaciones ligeras, medias y pesadas", añade.

Una presión más elevada proporciona mejor atomización y velocidad, una mezcla mejor y una distribución de la urea más uniforme en la parte frontal del catalizador, lo que ofrece una eficiencia de conversión también mejor, así como menos peligro para el régimen del motor y los peatones. El dosificador es extremadamente resistente y se adapta perfectamente a las aplicaciones en las que la combinación de un filtro de partículas diésel (DPF) y un catalizador SCR proporciona un apagado más rápido. Este hecho ayuda a una reducción del coste del sistema y a una simplificación de los desafíos que plantea el empaquetado en sistemas de escape cada vez más complejos.