La jornada de la tarde comenzó con una ponencia de Fernando Sánchez Salinero, consultor especialista en pymes, que comentó de forma muy enérgica que actualmente no atravesamos una crisis, sino un cambio estructural, y animó al auditorio a reinventarse continuamente, formarse y acostumbrarse a vivir en la incertidumbre.

 

Para el cierre, Ancera propuso que el auditorio opinase de temas complejos, como si fuera una Asamblea General. Así, se propuso si resultaba conveniente que portales como Oscaro pudiesen entrar en Ancera. Mientras algunos distribuidores señalaron que por qué no, que, al fin y al cabo, en Ancera puede entrar quien comercialice recambios, Antonio Pujadó (Cecauto), entre otros, señaló que, al comprar en otro país -Francia- a distribuidores y proveedores de allí, se salía del ámbito -nacional- de la organización. Argumento que fue apoyado por Juan Menéndez -Jumasa- quien explicó que dichos proveedores en Francia tienen condiciones y márgenes comerciales en ocasiones mayores que los españoles.
¿Y desguaces que cuenten con almacén de recambio nuevo? Jesús Lucas -Cecauto- comentó que no están al mismo nivel que los distribuidores, ya que hacen competencia desleal "mientras tengan piezas en sus campas que las venden sin ningún tipo de control". Y la mayor parte de los recambistas estuvieron de acuerdo, si bien algunos señalaron que, si tienen producto nuevo, son unos actores más del mercado que podrían estar en la patronal del recambio. Por su parte, Rafael Gabriel añadió que no tienen sitio en Ancera "mientras mezclen tres actividades: remanufacturado, chatarrería y venta de piezas nuevas". Por último, Enrique Lastra (Phira) animó a la organización a establecer unos criterios claros y concisos para entrar en Ancera, "ya que, si no, simplemente se atiende a intereses comerciales de sus miembros, como un club exclusivo que decide quién debe entrar".
Otro tema a debate es si hay que vender recambios a los boxes de alquiler. "¿Y hay que atacar a los talleres ilegales desde nuestra asociación? Porque una asociación de talleres en Pontevedra vetaron las compras a un recambista por vender piezas a un negocio de este tipo...", explicó Miguel Ángel Cuerno. Luis Ursúa (Cetraa) explicó que, "si bien no se pueden poner puertas al campo, y siempre pueden acabar comprando la pieza en un hipermercado o desguace, sí conocéis que quien compra es un taller ilegal nos ayudárais a denunciarlo". Por su parte, Jesús Lucas aludió a la seguridad y el medio ambiente como aspectos a conculcar ante cualquier venta. Y Antonio López (Reynasa) comentó que, siempre que paguen, se les venderá, "ya que no es nuestro papel controlar la economía sumergida".