El pasado domingo, durante la media maratón de Zaragoza, falleció de un infarto Juan Murillo. Murillo, de 55 años, era médico en Mann Hummel e hijo de José Ignacio Murillo, el que fuera fundador de Filtros Mann y director general de la compañía durante décadas.

El suceso se produjo pocos minutos después de comenzar la carrera. A pesar de que ha sido atendido por varios colegas médicos que participaban en la prueba y por la UVI móvil, no han podido salvarle la vida.

Juan Murillo era muy conocido en la ciudad por su labor profesional -desarrolló el grueso de su trayectoria como médico en la empresa Mann-Hummel y dirigió la Sociedad de Medicina, Higiene y Seguridad del Trabajo de Aragon y La Rioja- como por su implicación con la Semana Santa. Fue presidente de la Junta Coordinadora de Cofradías entre 2006 y 2014 y miembro de la Cofradía del Descendimiento hasta su muerte.

Desde hace unos 15 años participaba en maratones, llegando a correr la popular Maratón de Nueva York o la de Sevilla y en sus planes figuraba hacer lo propio en la de Zaragoza.