La Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos de A Coruña (Atreve) ha destapado en la provincia 65 talleres ilegales en una investigación con detective privado. Ahora, la Xunta ha confirmado a Atreve que ha realizado inspecciones en 40 instalaciones supuestamente ilegales, a través de Industria o de la Inspección de Trabajo, según informa el periódico El Correo Gallego.

Para este procedimiento, la Xunta siguió los datos aportados por Atreve, e incluso se encontró con que algunos de los talleres ya cumplían la ley a raíz de las inspecciones. La asociación había vigilado “aquellas empresas donde ya creíamos que había actividades ilegales, que representan casi un 20% del total”.

Con su investigación, la asociación coruñesa también demostró que de los 300 talleres en la provincia, 65 realizaban tareas sin los permisos adecuados. Según indica su gerente, José Ramón Devasa, “más de la mitad de los que decidimos investigar por nuestra cuanta eran ilegales”.