Norauto, compañía experta en el mantenimiento del automóvil, aconseja examinar con sumo cuidado diez puntos claves del vehículo de cara a la Operación Salida de Semana Santa, con especial atención a neumáticos, frenos y amortiguadores.

No en vano, el denominado triángulo de seguridad (conformado por neumáticos, frenos y amortiguadores) son los principales elementos que intervienen en la seguridad y la estabilidad del automóvil, por lo que es crucial su revisión preventiva de cara a cualquier desplazamiento.

Respecto a la suspensión del vehículo, Norauto advierte que su deterioro es progresivo en el tiempo, por lo que es recomendable realizar revisiones periódicas cada 20.000 kilómetros. Así, recuerdan que influyen directamente en el comportamiento de los frenos, la dirección y la estabilidad de un vehículo y destacan además que una amortiguación en buen estado reduce la distancia de frenado.

Antes de iniciar un viaje, también es esencial comprobar en frío la presión de los neumáticos, la profundidad del dibujo (igual o superior a 1,6 mm) y el estado del mismo para detectar posibles grietas y/o deformaciones.

Para garantizar una buena respuesta en la frenada, se deberán revisar las pastillas, los discos y el nivel de líquido de los frenos.

También es aconsejable revisar el buen funcionamiento del sistema de inyección si detectamos tirones al arrancar o en marcha, así como aumentos del consumo de carburante, con el fin de conseguir una conducción eficiente y ecológica.

Otros de los diez puntos clave del vehículo para revisar son: el nivel de carga de la batería, el sistema de alumbrado, el nivel de aceite, líquido de refrigerante y del limpiaparabrisas, así como el estado de las escobillas y el aire acondicionado, puesto que disminuye la fatiga al conducir.