#STOPTHECRASH es una asociación dirigida por Global NCAP que apuesta por ampliar la disponibilidad de las tecnologías capaces de salvar vidas. Esta alianza se ha presentado coincidiendo con la publicación del último Informe de Situación Mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre Seguridad Vial.

De hecho, las tecnologías de seguridad preventiva actuales pueden evitar muy diversos tipos de accidentes. Estudios de todo el mundo confirman la eficacia del control electrónico de estabilidad (ESC), reduciendo las víctimas mortales en accidentes de un solo vehículo hasta en un 40%.

 

En apoyo a los objetivos mundiales de la ONU y al Decenio de Acción para la Seguridad Vial, #STOPTHECRASH se centrará en la promoción de los sistemas de seguridad claves con probada eficacia en el mundo real, concretamente:

- Control Electrónico de Estabilidad (ESC)
- Frenada Autónoma de Emergencia (AEB)
- Frenos ABS para motocicletas (ABS)

La asociación también centrará sus esfuerzos en promover la seguridad de los neumáticos, en la importancia de revisar su correcta presión y la profundidad del dibujo.

Considerado como el avance más significativo en seguridad del automóvil desde la introducción del cinturón de seguridad, el ESC es uno de los sistemas actuales de prevención de accidentes más importantes.

En la Unión Europea, donde el ESC fue requisito obligatorio en todos los vehículos nuevos desde el 1 noviembre de 2014, se estima que se han evitado al menos 188.500 accidentes con lesiones desde 1995 y que el ESC ha salvado más de 6.100 vidas. En los Estados Unidos el ESC se hizo obligatorio desde 2012 y se calcula que ya ha salvado más de 6.000 vidas.

El ESC es obligatorio en Australia, Canadá, la Unión Europea, Israel, Japón, Nueva Zelanda, Rusia, Corea del Sur, Turquía y los Estados Unidos y en breve también lo será en Argentina. Sin embargo, Global NCAP cree que en 2020 el 100% de los vehículos ligeros y de pasajeros deberían incorporar este sistema porque el 60% actual es una cifra demasiado baja.

Global NCAP recomienda que todos los estados miembros de la ONU, sobre todo los que tienen una producción significativa de automóviles, incorporen el ESC en todos los modelos nuevos a partir de 2018 y en todos los automóviles en producción en 2020.

David Ward, secretario general de Global NCAP, opina que hoy en día las tecnologías de seguridad pueden prevenir los accidentes por completo en lugar de sólo proteger a las personas cuando ya se ha producido el accidente.

"Nuestra nueva asociación apoya metas mundiales de la ONU y el ambicioso objetivo de reducir a la mitad las muertes en carretera en 2020. Por eso queremos que todos los coches nuevos estén equipados con control electrónico de estabilidad, promovemos la frenada automática y también el ABS en las motocicletas. Estas tecnologías salvan vidas y ayudarán a reducir las más de 3.000 personas que mueren cada día en accidentes en las carreteras de todo mundo", argumenta.

Por su parte, Frank Jourdan, Miembro del Consejo Ejecutivo de Continental AG y presidente de la División Chasis & Seguridad, expone que siguen con la estrategia a largo plazo Visión Cero desde hace muchos años, innovando y perfeccionando continuamente para mejorar nuestros componentes y sistemas.

En este sentido, prosigue, juegan un papel importante en esta campaña para mejorar la seguridad vial. "Vemos Vision Cero dividida en tres etapas sucesivas: evitar las muertes en accidentes de tráfico, reducir el número de lesiones a cero y eliminar por completo los accidentes de tráfico. Una vez cumplidas estas tres etapas habremos cumplido nuestra Visión Cero".

Desde que los cinturones de seguridad, el ESC, los sistemas de control de presión de neumáticos (TPMS) y el ABS fueron obligatorios para los nuevos vehículos en diferentes mercados, el número total de víctimas mortales de tráfico, lesiones y accidentes ha disminuido significativamente.

A pesar de esto, los más de 1,2 millones de personas que pierden la vida en carretera cada año sigue siendo una cifra sorprendentemente alta e inaceptable. "Debemos hacer un esfuerzo conjunto para reducir estos números", concluye el dirigente.