La creciente conciencia medioambiental de los españoles, junto al efecto del Covid-19, está dibujando un nuevo escenario en el uso y preferencias de los españoles a la hora de desplazarse en 2020, según los resultados del IX Estudio “Españoles ante la Nueva Movilidad”, realizado por PONS Seguridad Vial y Luike, con la colaboración de Geotab, ALD Automotive e Iberdrola. El informe se ha realizado en base a las respuestas de la encuesta realizada a 1.500 ciudadanos y gestores de flota en España durante septiembre en España.

Elaborado por el Centro de Demoscopia de Movilidad, el informe refleja un importante aumento en el uso de vehículos de movilidad personal en circulación: crece el uso diario o semanas de la bicicleta (28%), la motocicleta (23%) y el patinete (9%), mientras cae un 4% el uso del transporte público por la pandemia hasta el 33%.

En consecuencia, los españoles demandan medidas que contribuyan a hacer del espacio público un lugar habitable, en los que peatones y vehículos puedan convivir en armonía. Un 67% (+15%) señaló la necesidad de apostar por la peatonalización de más calles en el centro de las ciudades, mientras que un 64% (+16%) cree imprescindible reducir la velocidad en los accesos y en el interior de las grandes urbes.

En cuanto a los ciudadanos que manifestaron intención de compra de coche durante el próximo año, estos apostaron mayoritariamente por vehículos de bajas emisiones entre sus preferencias, liderando los modelos híbridos (24%) seguidos de los híbridos enchufables (10%) y los eléctricos (8%). En el caso de las motos, el 25% de los encuestados con intención de compra en los próximos doce meses reconoció su interés en un modelo 100% eléctrico.

Sin embargo, la situación actual refleja un panorama de incertidumbre entre los ciudadanos que el estudio confirma: uno de cada cuatro españoles (23%) no sabe qué tipo de vehículo comprar en los próximos doce meses (+14% que en 2019), un porcentaje que crece hasta el 31% de los que incluso manifiestan que aplazarán la compra “hasta tener más clara su decisión”. También crece el porcentaje de españoles dispuestos a prescindir de su automóvil privado en los próximos dos años hasta un 17%, una cifra que se dispara hasta el 27% en el área metropolitana de Barcelona y hasta el 25% en la de Madrid en el caso de menores de 35 años.

Además de más sostenible, la forma de adquirir vehículos también está cambiando. Desde el tradicional modelo de propiedad, los datos apuntan a un notable crecimiento del renting para particulares, que sube un 8% en solo un año y ya es una opción real para el 10% de los consultados. Sobre esta alternativa de acceso al vehículo cada vez más conocida por nueve de cada diez españoles, los ciudadanos destacan la posibilidad de renovar el coche cada poco tiempo (57%) y la posibilidad de pagar una única cuota fija al mes incluyendo todos los gastos del coche (55%). Un 25%, por su parte, reconoce el precio de esta modalidad de pago por uso como una ventaja competitiva relevante.

Frente a esos cambios en la movilidad, la manera de adquirirlos permanece inalterable en 2020 según el estudio, ya que el concesionario físico sigue siendo importante o imprescindible para un 92% de los encuestados. Mientras tanto, la compra online sigue sin despegar, ya que solo el 10% consideraría la compra online como una opción.

Por otro lado, el crecimiento en la electrificación de los vehículos está ayudando a que los ciudadanos conozcan sus particularidades y normalicen su presencia. Así, el informe recoge cómo siete de cada diez encuestados reconoce conocer la diferencia entre un vehículo eléctrico, uno híbrido y un híbrido enchufable, un 10% más que en 2019. También se reduce la demanda de autonomía: cerca de la mitad (46%) asegura tener suficiente con 200 km de autonomía y hasta un 65% con 300 km reconoce que cubriría sus necesidades de desplazamiento.

El precio también deja de ser la principal barrera al “despegue” de los vehículos eléctricos. Por primera vez, la falta de una infraestructura de recarga suficiente (28%) es la principal razón por encima del precio (27%) que los encuestados apuntan para explicar la escasa penetración de este tipo de vehículos entre los compradores.

Respecto a las marcas más valoradas por los españoles, Tesla aparece en el estudio como el fabricante que mejor consideración tiene en cuanto a su compromiso medioambiental y desarrollo tecnológico para el 27% y 23% de los españoles, respectivamente. Le sigue Toyota con el 13% de las menciones por parte de los encuestados. Volvo, por su parte, lidera un año más la clasificación de marcas referente en el mercado en lo que a seguridad se refiere. Un 18% de los españoles reconoce a la marca sueca como el fabricante que produce los vehículos más seguros, mientras que el 13% elige a Mercedes-Benz y un 11%, a la también alemana Audi.