En los dos primeros meses del año se llevan transferidos 348.665 vehículos de ocasión, un aumento del 2,3%. Los turismos, 324.685, crecen un 2,6% y las furgonetas mantienen como el año pasado un ritmo inferior, y descienden las ventas un -0,2% en el año.

El mercado de ocasión sigue dominado mayoritariamente por el diésel que, en el caso de los turismos, supuso el 63,22% de las transferencias, con 103.399 unidades. Sin embargo, la demanda de este combustible se está resintiendo pues baja un -1,9% frente al mismo mes de 2018, mientras que la gasolina, con 58.145 turismos, aumenta un 3,6%%. En el acumulado del año, el diésel se mantiene, con un leve crecimiento de una décima y 204.762 turismos frente al incremento del 6,4% en la gasolina, 115.818 coches.

Por su parte, las motorizaciones alternativas siguen siendo escasas en el mercado de ocasión, aunque creciendo con fuerza, mientras que los híbridos de gasolina es la tercera modalidad más demanda con 1.185 coches de VO en el mes.

Por comunidades autónomas, el comportamiento del mercado de turismos de segunda se mantiene muy desigual según comunidades autónomas, ya que el crecimiento se sustenta en unas pocas. En febrero sólo registran aumentos de ventas de turismos VO Castilla-La Mancha, con un 16,4% de incremento, Madrid (12,4%), Canarias (4,2%) y Extremadura (3,1%). Cataluña se queda a cero y el resto han sufrido caídas.

Respecto a la edad de los turismos, 97.576 pasaban de diez años, el 59,67% del total, y 16.319 furgonetas, el 59,69% del mes. Los kilómetros cero se han dado un respiro este mes en el caso de los turismos, no así en las furgonetas. En el mes se registraron 10.034 matriculaciones tácticas en turismos, 6,13% de las ventas totales, con un descenso del -1,6% respecto a febrero de 2018. En comerciales ligeros hubo 1.791 matriculaciones tácticas, el 6,51% de las ventas y una subida del 41,7%.

“El mercado de ocasión ha tenido un comportamiento plano en febrero, con un incremento del 0,3%, algo mejor en turismos que en furgonetas. Nuevamente hay que insistir en que los datos están condicionados por las compras corporativas que han permiten registros positivos en Castilla-La Mancha y Madrid, que crecen por encima del 10%, mientras que el resto de regiones está en caída, lo que significa que la mayoría de los compraventas de España han reducido sus ventas”, declara Elías Iglesias, presidente de Ancove.

Desde Ancove consideran, en palabras de Iglesias, “que los vehículos de ocasión son la piedra angular de la renovación del parque, pues los propietarios de los vehículos más antiguos, de 12-14 años en adelante, no pueden acceder a uno nuevo, por lo que siguen usando unidades menos seguras y más contaminantes. Pero sí podrían plantearse comprar un coche usado si cuenta con descuentos. En este sentido, cualquier plan de un gobierno, central o regional que pretenda reducir la contaminación debe contener ayudas al vehículo usado de 4-5 años”.