En septiembre se matricularon en España 70.776 turismos lo que supone un descenso del 13,5% sobre el mismo mes del pasado año, sumando ya dos meses seguidos en caída y dejando la subida del 1,1% del mes de julio “como un espejismo”. Según la Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos, “los resultados serían mucho peores sin el empuje de los planes Moves para vehículos eléctricos y del Plan Renove 2020 para todas las motorizaciones”.

Sin embargo, la economía ha entrado en una crisis abierta y los consumidores están retrayendo el consumo. Como muestra, la tasa de ahorro se ha elevado al 31,1% según el INE, el dato más alto desde que hay registros. Es lo que se denomina ahorro preventivo. Por este motivo, en opinión de Ancove, “los planes de ayuda a la compra de vehículos ya no son suficientes, por lo que es preciso reactivar el consumo generando confianza en los españoles. Es preciso que el Gobierno presente un plan de regeneración de la economía, como lo demandan las autoridades comunitarias, que debe ser implementado con urgencia”.

Por canales, la peor parte la registra el de alquiladoras cuyas compran cayeron un 31,7% en septiembre (3.850 turismos matriculados), y acumula en los tres trimestres una bajada del 61,14% (81.660 turismos). Los particulares adquirieron 36.883 unidades, un 11,41% menos que el mismo mes del pasado año, y suman un descenso del 31,6% en el acumulado, con 302.566 turismos. Por último, el canal de empresas, muy sensible a los ciclos económicos, está mostrando un peor comportamiento que el de particulares. Fue responsable de 30.093 turismos matriculados en septiembre, un 13% menos que el año anterior, y en lo que va de año el descenso es del 32,7% (211.682 turismos).

La parálisis del mercado está influyendo en las autocompras de los concesionarios, “todavía volcados en dar salida al estocaje acumulado el año pasado”, señalan desde Ancove. Así, las matriculaciones del último día se redujeron a niveles desconocidos: el 30 de septiembre solo se matricularon 5.160 turismos, el 7,3% del total del mes. Las matriculaciones tácticas (donde se incluyen las compras de los concesionarios para kilómetros cero) fueron de 7.845 turismos en septiembre, frente a las 12.474 del mismo mes de 2019, lo que arroja una caída del 37%. En los tres primeros trimestres, las matriculaciones tácticas alcanzaron las 58.421 unidades, un 51% menos que las 118.816 del mismo periodo del pasado año.

“Tras la bajada de las compras de turismos de agosto y septiembre está claro que la subida de julio fue fruto de unas compras embalsadas que quedaron paralizadas entre marzo y junio. Pero ya no podemos seguir haciéndonos trampas al solitario: los consumidores están retraídos ante un futuro incierto”, indica Elías Iglesias, presidente de Ancove, quien añade que “mientras más se agrave este sentimiento se irá consolidando la recesión, por lo que es urgente que se incentive el consumo para volver a generar la confianza de los ciudadanos. Sin consumo, la economía española se derrumba y la crisis se volverá estructural y mucho más profunda”.