Las matriculaciones de turismos en Cataluña alcanzaron las 10.803 el pasado mes de agosto, lo que supone un incremento del casi el 19% respecto al mismo mes del año anterior y el mejor registro desde 2008. Según un análisis partiendo de los datos facilitados por Marketing System Iberia MSI y por el Gremi del Motor/Fecavem, la subida acumulada de este año alcanza ya el 10,14%, lo que representa un total de 118.207 unidades entre turismos y 4x4.

La provincia de Barcelona es la que conserva el mayor dinamismo acumulado en matriculaciones totales, reflejando un 24,21% de aumento respecto al mismo mes del año anterior. El Gremi del Motor también destaca en esta valoración “la excelente temporada turística que ha impulsado las ventas de vehículos en las empresas de rent a car, mientras que la fortaleza del consumo y una mayor actividad económica han impulsado los canales de empresas y particulares”.

Por segmentos, las motocicletas matriculadas en Cataluña suman 27.701 unidades en lo que va de año, lo que representa una subida del 13,15% respecto al mismo periodo del año anterior. Con respecto al mes de agosto, se han matriculado 2.592 motos, casi un 20% más. El mercado catalán lidera el nacional y representa un 28% de las matriculaciones de motocicletas nuevas. Los ciclomotores mantienen una tendencia de crecimiento, “que se ha de valorar en su justa medida” según la misma fuente, “ya que este mercado se había debilitado mucho en los últimos años”.

Por su parte, el mercado de vehículos industriales mantiene la tendencia de crecimiento gracias a los derivados de turismo y marca el mejor registro de los últimos ocho años, con un porcentaje del 11,45%. Los vehículos medios y pesados de uso industrial y comercial suben en conjunto hasta un 16,36%. Las matriculaciones de derivados suben de manera puntual a un 41,84% y los vehículos pesados suben un 31,11%, registros que el Gremi del Motor califica de manera muy positiva.

Miquel Donnay, presidente del Gremi del Motor, reitera la importancia de la renovación del parque móvil de vehículos y el sostenimiento de las ayudas para su renovación. “Aunque las ventas mantienen su fortaleza y aún este mes se han producido matriculaciones que han disfrutado de ayudas, debemos seguir apostando por este sector, por su impacto social en el empleo, en la actividad económica y exportadora del nuestro país, en la mejora recaudatoria amén de su impacto en la seguridad vial y las emisiones medioambientales. Vale la pena todos los esfuerzos para potenciar la automoción en nuestro país”.