El Grupo Bosch ha empezado bien el año 2015, después que las ventas a lo largo del primer trimestre crecieran cerca de un 13%. Tras el ajuste de los tipos de cambio, el aumento registrado fue del 5,4%.

 

Para el año fiscal en curso, el proveedor mundial de tecnología y servicios espera un incremento de sus ventas entre el 3-5%, descontados los ajustes cambiarios. Debido a que estos efectos son considerables, Bosch espera que su crecimiento nominal de ventas sea incluso mayor.

Durante la presentación del balance anual en Gerlingen, Alemania, Volkmar Denner, presidente de la Alta Gerencia de Bosch, aseguró que su fortaleza económica y tecnológica en los campos habituales de negocio nos permite abrir nuevos segmentos de mercado.

Para el dirigente, "los productos y servicios conectados a internet se encuentran en el punto de mira del futuro crecimiento de ventas de la compañía".

"Estamos impulsando la conectividad en todos nuestros sectores empresariales y jugando un papel activo en su configuración", añadió Denner.

Recordemos que en 2014 Bosch lanzó un gran número de nuevos productos y soluciones de conectividad, que van desde hornos conectados a través de la web y soluciones de software para sistemas de calefacción y edificios conectados, hasta la industria y la movilidad conectadas.