Los sistemas de frenado de emergencia se encuentran entre los de asistencia al conductor más eficaces. En Alemania, hasta el 72% de todas las colisiones por alcance que acaban con lesiones personales podrían haberse evitado si todos los vehículos hubieran estado equipados con este sistema de asistencia.

 

Ahora Bosch ha desarrollado una cámara de vídeo estéreo que hace posible un sistema de frenado de emergencia basándose únicamente en los datos procedentes de ésta. Normalmente, hasta ahora, para una frenada automática de emergencia se necesitaba un sensor de radar o una combinación de sensores de radar y de vídeo.

"La cámara de vídeo estéreo de Bosch es una solución de un solo sensor que posibilita que varias funciones de asistencia resulten asequibles para todas las clases de vehículos", asegura Dirk Hoheisel, miembro del Consejo de Administración de Bosch.

Land Rover ofrece la cámara de vídeo estéreo junto con el sistema de frenado de emergencia de Bosch, como equipamiento de serie, en su nuevo modelo Discovery Sport. Este sistema ha sido diseñado gracias a una intensa y estrecha colaboración entre Bosch y Land Rover.

Cuando la cámara reconoce como obstáculo a otro vehículo que circula por delante en el mismo carril, el sistema de frenado de emergencia se prepara para entrar en acción. Si el conductor no reacciona, el sistema inicia una frenada a fondo.

El Discovery Sport demostró la eficacia de esta función en el test Euro NCAP en el que fue calificado como "buena" en las categorías de pruebas en ciudad e interurbanas. En general pasó la prueba con cinco estrellas y consiguió uno de los mejores resultados en la categoría "Safety Assist" para el año 2014.

Para obtener una puntuación superior de Euro NCAP a partir de 2016 los vehículos deberán estar equipados, además, con un sistema predictivo de protección para peatones. Algo que también puede realizarse tomando como base la cámara de vídeo estéreo de Bosch.