Brembo ha participado en la feria IAA de Frankfurt presentando, entre otros productos, los sistemas EPB, que mejoran el confort en la conducción, reducen el número de componentes del sistema de frenos, mejoran las prestaciones y aumentan la seguridad. Forman parte de la gama: ECM (Electric Combined Monobloc), EP (Electric Parking brake), ECS (Electromechanical Combined Sliding).

  • ECM (Electric Combined Monobloc). A la venta con la versión Extrema, esta pinza de aluminio incorpora el freno eléctrico de estacionamiento, controlado por una centralita electrónica fabricada por Brembo. El disco de freno utilizado es de carbono cerámico.
  • EP (Electric Parking). Tiene una pinza flotante de aluminio y un disco de freno de hierro fundido.
  • ECS (Electromechanical Combined Sliding). La innovación más reciente de Brembo ofrece una mayor ligereza y presenta un único cuerpo de pinza que permite funcionar simultáneamente el freno de servicio y el freno electromecánico de estacionamiento, gracias a un motorreductor desarrollado por Brembo. Esta solución garantiza el estacionamiento en todas las condiciones y temperaturas, gracias al material de fricción optimizado.

Para asegurar el más alto grado de seguridad en situaciones de emergencia, Brembo ha desarrollado y puesto a punto un software que activa el frenado dinámico. En el caso de que ambos circuitos hidráulicos de la pinza cesaran de funcionar, el conductor aún podrá detener el vehículo, utilizando el accionamiento electromecánico.

La nueva pinza Brembo dispone también de la función 'hot-brake reclamp': cuando el vehículo está estacionado en una pendiente, el software activa automáticamente la pinza para compensar la deformación térmica del disco y las pastillas, garantizando el estacionamiento del coche también en pendientes pronunciadas y con temperaturas muy altas.

El empleo del aluminio ha permitido reducir el peso sobre las masas no suspendidas respecto al de una pinza flotante de hierro fundido equivalente.