“Estamos convencidos de que el futuro del carsharing es eléctrico”, afirma Oliver Reppert, CEO de car2go, empresa especializada en el mercado de carsharing flexible, que ha alcanzado los 300.000 clientes en sus tres localizaciones completamente eléctricas, donde utilizan con regularidad sus 1.400 vehículos eléctricos. Con ellos, realizan cerca de 10.000 viajes al día y cada 8,7 segundos se alquila un car2go eléctrico.

Los clientes de car2go ya han conducido 57,3 millones de kilómetros completamente eléctricos, lo que equivale a 1.429 vueltas alrededor de la Tierra, o al número de toneladas de CO2 que podrían absorber en un año 12,3 millones de robles ó 24.000 hectáreas de bosques.

En Stuttgart (Alemania), Ámsterdam (Holanda) y Madrid, la compañía ofrece exclusivamente vehículos eléctricos, lo que la constituye como la mayor flota eléctrica de carsharing flexible del mundo. Y car2go sigue impulsando la energía eléctrica: en Hamburgo, está manteniendo conversaciones con la ciudad para ir electrificando gradualmente la flota de carsharing a partir del próximo año y reemplazar los 400 smart de combustión por smart eléctricos.

En Stuttgart, ha incluido 50 Mercedes-Benz eléctricos en la flota y también cuenta la ciudad con un total de 380 estaciones de carga rápida, lo que supone una de las mejores redes en Alemania, mientras que Ámsterdam tiene más de 1.000 y es la mejor infraestructura de carga en el mundo. En Madrid, car2go ha construido un sistema especial con sus propias estaciones de carga rápida para que los vehículos eléctricos estén disponibles el mayor tiempo posible.

Cabe destacar, por otro lado, que los vehículos eléctricos contarán en todas las ciudades con un nuevo hardware que hace más rápido y sencillo el proceso de alquiler a través del smartphone.