Federal-Mogul Powertrain, división de Federal-Mogul Holdings Corporation, ha desarrollado un nuevo proceso de fabricación que elimina los problemas de sellado que pueden surgir al soldar materiales disimiles. La firma ha superado, de esta forma, el reto cada vez más común de las bridas de salida del turbocompresor, en los que las juntas incluyen múltiples capas.

 

"Existe un reto desde el punto de vista de la calidad de producto que surge del uso de las juntas del turbocompresor fabricadas a partir de varias capas", explicó Thorsten Schäfer, Director de Ingeniería Global de Escudos Térmicos Rígidos de Federal-Mogul Powertrain.

En palabras del dirigente, cuando se suelda acero inoxidable y acero recubierto de aluminio puede darse una reacción que compromete la integridad del sellado en la pieza resultante. "Una reciente optimización del diseño ha abierto la puerta a este nuevo proceso de soldadura lo que ha permitido eliminar el problema".

La junta de brida de salida del turbocompresor incluye una capa de distancia de acero gruesa recubierta de aluminio para resistir los efectos de la corrosión y reflejar el calor, sellada en ambos lados por capas de acero inoxidable funcionales, cada una de ellas con un burlete de estanqueidad.

Para evitar manipular múltiples partes separadas se sueldan las tres capas conjuntamente, pero esto puede acarrear problemas ya conocidos con la uniformidad del sellado porque el recubrimiento de aluminio puede reaccionar durante la soldadura, creando burbujas que generan irregularidades notables en la cara sellada, lo que provoca variaciones en la presión de contacto.

La solución de Federal-Mogul Powertrain es la de eliminar tres agujeros de la capa de distancia y crear tres nuevos en ambas capas de sellado. Esto asegura una posición precisa de los elementos separados, garantizando que las capas externas funcionales sean soldadas por puntos la una a la otra directamente a través de los agujeros sin por ello afectar al material en la capa de distancia, unificando así todo el conjunto.

El nuevo proceso lleva varios meses implementándose a gran escala con éxito en la planta de producción de la compañía situada en Herdorf (Alemania). En opinión de la compañía, este proceso será igual de efectivo para otro gran número de aplicaciones en las que las capas funcionales de la junta se combinan con una capa de distancia revestida o un escudo térmico, tanto en motores diesel como gasolina.